La tecnología va a veces más rápido que la pedagogía, a veces surge un fenómeno como el de los MOOC, que crece y crece, mientras educadores y demás interesados vamos arañando la superficie para intentar buscar la utilidad educativa de lo que sucede.
Desde que comencé a escuchar cosas sobre los MOOC ha sido un tema que me ha llamado la atención. Normalmente trabajo en la Universidad de Murcia, como investigadora en el GITE y profe en la Facultad de Educación, pero actualmente me encuentro de estancia de investigación en la Universidad de Southampton, aprendiendo y colaborando con ellos. Aquí en pocos días se enfrentan al reto de comenzar un MOOC, en colaboración con la plataforma Future Learn, la nueva plataforma para MOOCs por la que se apuesta en Reino Unido. El MOOC que se va a desarrollar es del área «Web Science» y pretende profundizar en cómo la web ha ido transformando nuestro mundo. Es muy interesante ver como aquí se aborda la temática desde una perspectiva multidisciplinar y abierta y cómo en este curso participan desde informáticos a sociólogos, aportando cómo la web ha ido afectando a los distintos entornos (laboral, político, económico, social, etc.).
Por todas estas razones, lo que puedo aportar sobre los MOOC parte, en gran medida, de mis reflexiones y aportaciones a partir de mi aprendizaje. A nivel científico podríamos decir que hay ahora mismo un «boom» de publicaciones sobre MOOC y están sucendiendo los primeros congresos y eventos. Como se puede observar en el trabajo de Liyanagunawardena (2012), en 2012 las publicaciones científicas sobre los MOOC crecieron exponencialmente. Todo el mundo habla de los MOOC, hasta el punto, que aunque acaban de nacer, algunos ya hablan de su muerte anunciada.
CC by Hicking artist
MOOCs tenemos de todo tipo, desde MOOCs centralizados en plataforma y los contenidos (los denominados xMOOC de los que Coursera es su máximo exponente), hasta MOOCs conectivistas, como ETMOOC, pasando por MOOCs realmente curiosos y que están teniendo gran éxito en la Web como es el MOOC «Society, Science, Survival: Lessons from AMC´s The Walkind Dead«, inspirado en la famosa serie de televisión The Walking Dead. Cuando uno se registra en ese MOOC te proporcionan un «código de amistad», que como ellos mismos te informan «te ayudará a sobrevivir a los zombis y sus mordeduras durante el curso». Recomiendo la tipología de Clark (2013), que va más allá de la división tradicional de los xMOOCs o cMOOCs.
Como decía, los primeros estudios están empezando a surgir ahora. El Departamento «For Business, Innovation & Skills» en Reino Unido ha publicado en Septiembre de 2013 un informe en el que revisan la literatura existente sobre MOOCs tras el estudio de artículos educativos, blogs y medios en general. Ellos encuentran que hay dos tendencias acerca de los MOOC, aquellos que lo aceptan con entusiasmo y comentan positivamente la experiencia de aprendizaje que les ha supuesto y las posibilidades educativas que tienen; y aquellos que son escépticos y que basan sus argumentos en torno a dos ideas: que los supuestos beneficios del MOOC suponen la victoria del «packaging content», y que los MOOC por sí mismos son exclusivos y no permiten desarrollar competencias en los aprendices.
A partir de todo lo leído y experimentado os dejo aquí algunos problemas con los que considero que tienen que enfrentarse los MOOC:
  • Muchos empiezan, pero pocos terminan. Es lo que denomina Clow (2013) «el embudo de la participación», y es ya conocido por todos. Se registran muchísimas personas en un MOOC, pero pocas lo terminan. Sería interesante investigar las motivaciones que llevan a un alumno a registrarse en un MOOC y las que le llevan a abandonarlo.
  • Los MOOC no son tan accesibles como parece. Los MOOC pueden plantearse como la panacea educativa: cursos gratuitos para todo el mundo. Sin embargo, para seguir un MOOC hay que tener unas habilidades previamente adquiridas en el manejo del ordenador y en la habilidad para manejar la red y gestionar el contenido, así como buenas competencias para el auto-aprendizaje, quizás de ahí que los primeros estudios hablen de que el alumnado en un MOOC suelen ser personas que tienen una titulación universitaria o son activos en su carrera profesional.
«In general, we attracted adults with high educational attainments»
(MOOCs @Edimburg 2013) 

«First year undergraduates are unlikely to possess the skills needed to be autonomous learners»
(Brown, 2013)
  • Algunos MOOC priman la calidad del contenido, pero no la calidad del proceso educativo. En este sentido me remito a lo indicado anteriormente. Llevamos años hablando de la importancia de la personalización de la enseñanza en red, de la importancia que tiene en la educación en línea prestar atención al proceso del estudiante frente al producto final, y de repente nos planteamos que la solución a todos nuestros problemas educativos es hacer un MOOC. Un MOOC planteado estupendamente a nivel de contenido y con recursos muy útiles, pero dejando de lado el proceso de enseñanza aprendizaje.
  • La evaluación y el feedback son el gran problema de los MOOC. Principalmente porque es muy complicado evaluar en línea a miles de alumnos y proporcionar feedback individualizado. Encuentro dos tendencias en los MOOC, una es la de realizar preguntas tipo test, la otra es la del «peer assessment» (evaluación por pares), que a priori puede parecer mejor, pero que como indica O´Toole (2013), más que «peer assessment» deberíamos denominarlo «peer grading», ya que normalmente se provee a los alumnos de una rúbrica de evaluación que deben completary unas instruccciones de cómo hacerlo.
«The ability to assess is not something that can be transmittted in a lecturer or text»
(O´Toole, 2013) 
  • Los MOOC pueden ser un negocio. No debemos pensar que detrás de los MOOC no puede haber intereses de negocio. Algunas empresas están firmando convenios con instituciones, para proporcionad diversos servicios, como el caso del convenio firmado entre Pearson y Audacity para crear una red de centros evaluadores.
Pero también encuentro que tienen muchas posibilidades:
CC by Hicking artist
  • Los MOOC son una alternativa más. Los MOOC representan una opción más para aprender en la red. Más allá de acabar con la Universidad o sustituirla, los MOOC la pueden completar, nos pueden permitir conocer cómo funciona una Universidad, o si un determinado área nos gusta o no, pueden servir de «testing» si vamos a escoger una carrera, para actualizarnos profesionalmente y para encontrar material de calidad de profesionales de prestigio. Los MOOC en realidad pueden presentar grandes oportunidades de aprendizaje.
  • Los MOOC pueden permitir ampliar nuestra red de contactos. Muchos MOOC promueven la relación entre sus participantes y nos pueden permitir conocer personas que están interesadas en un área similar a la nuestra. En cierto modo un MOOC puede funcionar como un pequeño «Linkedin» en el que establecer nuestra red de contactos e incluso gestionar futuros proyectos comunes. Si somos activos en un MOOC una gran universidad puede poner un ojo sobre nosotros y eso puede ampliar las expectativas profesionales.
  • Los MOOC pueden fomentar la innovación en las instituciones. Toda Universidad de prestigio quiere tener MOOCs, es cierto que eso puede implicar que nos encontremos con cursos denominados «MOOC» que son bastante malos, pero también es cierto que esta especie de burbuja hace que muchas instituciones tengan que repensar su estrategia online y girar su mirada hacia la educación online.
Espero dentro de poco poder compartir con vosotros un estupendo artículo que he tenido la oportunidad de escribir con María Paz Prendes sobre este tema.

Y aquí os dejo algunas referencias que pueden resultar interesantes:


Brown, S. (2013). MOOCs, OOCs, flips and hybrids: the new world of higher education. In ICICTE 2013. Proceedings (pp. 237–247). Retrieved from http://apps.webofknowledge.com/full_record.do?product=UA&search_mode=GeneralSearch&qid=1&SID=W1xAnAorTZUmTypaXSZ&page=2&doc=14&cacheurlFromRightClick=no
Department for business, Innovation & Skills 2013. The maturing of the MOOC: literature review of massive open online courses and other forms of online distance learning. UK. https://www.gov.uk/government/uploads/system/uploads/attachment_data/file/240193/13-1173-maturing-of-the-mooc.pdf 
Group, Mooc. (2013). MOOCs @ Edinburgh 2013: Report #1 (pp. 1–42). Edinburgh: The University of Edinburgh. Retrieved from http://www.era.lib.ed.ac.uk/handle/1842/6683
O’Toole, R. (2013, May 22). Pedagogical strategies and technologies for peer assessment in Massively Open Online Courses (MOOCs). University of Warwick. Retrieved from http://wrap.warwick.ac.uk/54602/7/WRAP_O%27toole_ROToole Peer Assessment in MOOCs %281%29.pdf
Liyanagunawardena, T. R., Adams, A. A., & Williams, S. A. (2012). MOOCs: A Systematic Study of the Published Literature 2008-2012. Retrieved from http://apps.webofknowledge.com/full_record.do?page=2&qid=1&log_event=yes&viewType=fullRecord&SID=W1xAnAorTZUmTypaXSZ&product=UA&doc=13&search_mode=GeneralSearch&excludeEventConfig=ExcludeIfFromFullRecPage
Yuan, L., & Powell, S. (2013). MOOCs and Open Education. A white paper. (pp. 1–21). Retrieved from http://www.smarthighered.com/wp-content/uploads/2013/03/MOOCs-and-Open-Education.pdf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.