@raulgnevado ha dicho en twitter «¿es que estamos poniéndonos enfermos y estudiando por encima de nuestras posibilidades?». Creo que esta frase resume la sensación que tenemos muchos ciudadanos últimamente ante alguno de los ajustes que se plantean. 
No digo que no haya que ahorrar, pero parece que el dardo apunta a los ciudadanos directamente en nuestros derechos más elementales. Estamos pagando su mala gestión como políticos, la de años, la de partidos de varios signos, y la estamos pagando todos.
Ya le tocó hace poco a la Educación Primaria y Secundaria, planteando medidas que nos van a retraer a un modelo educativo del siglo pasado. Más alumnos por aula, y espérese usted que si queja entonces es que los profesores son unos vagos y no quieren trabajar. Ahora díganme cómo abordar nuevas metodologías con tantos alumnos en una clase. Tenemos leyes educativas que propugnan un modelo de aprendizaje signitificativo y constructivismo que es imposible aplicar en un aula masificada. Si la educación tiene problemas no es porque los docentes no lo estén haciendo bien. Precisamente para superar las dificultades se necesitan medios. Medios utilizados concienzudamente, no derrochados. A veces pienso cuanto tiempo hace que han pisado un aula alguno de los políticos que hablan de educación. 
Y finalmente le llegó el turno a la Universidad española. Se han planteado algunas reformas. Me gustaría indicar algunas de ellas y la razón por la que estoy en contra:
  • Aumento de las matrículas.mEsta medida es indiscriminada dificultando el acceso a la Universidad a los alumnos con menos recursos económicos. Con todo lo que eso implica. Teniendo en cuenta que para nuestro ministro el modelo a seguir es EEUU, un país donde los padres ahorran toda la vida para llevar a sus hijos a la Universidad, queda todo dicho.
  • Eliminar algunas titulaciones con pocos alumnos. Reestructuración sí, pero eliminar a troche y moche no. En caso de hacer algo parecido debería ser foco de debate en el que participen las Universidades. Soy la primera que piensa que algunas especializaciones y titulaciones muy parecidas han crecido como setas en los últimos años, pero cuidado, porque ¿qué va a pasar con los docentes de esas carreras? ¿y la investigación que se hace en esas titulaciones? ¿qué ayudas se le van a dar al alumno que se tenga que ir a la otra punta de España a estudiar?. Yo creo que sí que hay que reestructurar, pero parece que esta tijera nos cae de encima y no sabemos muy bien por qué línea de puntos va a recortar.
  • Aumento de las horas lectivas de los profesores. Les voy a dar una noticia: los profesores en la Universidad sí trabajamos, por lo menos algunos lo intentamos. Damos clase e investigamos. Los profesores de Universidad producen un alto porcentaje del desarrollo de I+D que se genera en este país. Entre los recortes en investigación, que implica menos proyectos y recursos, y el aumento de las horas de clase ¿quién va a investigar en España?. En una crisis en la que nos venden que hay que cambiar de modelo productivo no tiene sentido este tipo de medidas, cuando en otros países europeos precisamente lo que hacen es lo contrario: invertir en educación y en I+D como salida a la crisis.
Claro que aquí entra en juego qué concepción se tiene de qué es la Universidad, cosa que ha sido foco de debate en los últimos años. De acuerdo que la institución tiene que acercarse a la realidad laboral para no formar profesionales que acaben en el paro, pero la Universidad siempre ha sido un eje de referencia en la cultura y en la sociedad, no puede dejarse manipular por los mercados y terminar cediendo a sus intereses, en ese caso, titulaciones de humanidades no tendrían lugar, y nuestra sociedad las necesita, y mucho. Si se ha dicho que los profesores de la educación básica son unos vagos los de la Universidad parece que somos unos ineficaces.
El discurso de que todos tenemos que apretarnos el bolsillo no me sirve. Eso no es excusa para atacar el derecho a una educación digna y de calidad. Creo que de todas las medidas, el aumento de las tasas es la que menos me gusta, ataca al más débil, al que más lo necesita. Yo tengo la suerte de haber podido disfrutar de becas en la Universidad pública, he podido estudiar gracias a ellas, y soy lo que soy gracias a un sistema que iguala oportunidades, pero ¿y nuestros hijos?.
Yo digo no a los recortes en educación, alto y claro.
3 comentarios en «Así no»
  1. Completamente de acuerdo, nos enfrentamos ante la privatización de la educación, la privatización de la sanidad, quieren instaurar un sistema que sólo favorece al más fuerte, al más adinerado, un sistema, no nos olvidemos, que va en contra de nuestra ley educativa, qué hay de la igualdad de acceso, de la igualdad de oportunidades, parece ser que ante la crisis todo vale y ya está bien, estoy muy cansada, cansada de soportar recortes en los que considero los pilares de un país, educación y sanidad, cansada de ver cómo día a día merman a un país, cansada de no poder librar un día, de bajadas de sueldos, de pérdida de derechos, de aumentos de carga de trabajo, de aumento de la ratio, cansada de trabajar cada vez en peores condiciones, de no tener recursos y cansada de un largo etcétera que me hastían cada día, ¡ya está bien!

  2. Tengo algunos amigos que son profesores en diversos niveles y en distintas materias de la educación en nuestra región y fuera de ella, y todos dicen lo mismo: nustra educación va de culo. Los alumnos no estan motivados, los padres, la mayoría, no se preocupan de los deberes de casa, dejan que la responsabilidad de la educación recaiga única y exclusivamente en los profesores. Si los chicos traen suspensos a casa el problema es de los profesores que le han cogido manía al chico o que éstos no saben explicar en clase. Se ha perdido el respeto en clase. Se minusvalora el esfuerzo y la dedicación en pro del éxito fácil y rápido ( echar un vistazo a la oferta televisiva de nuestro país ). ´

    Quién o quienes son los responsables de este guirigai que es la educación: de los padres, del sistema educativo, de los profesores, del alumnado o de la sociedad al completo.

    Yo creo que es un compendio de todos. Todos somos responsables: los padres porque bastante tienen con trabajar todo el día para que sus hijos lleven un nivel de vida acorde con el status de cada familia. Craso error porque la educación es la base del desarrollo evolutivo de sus hijos. Sin educación, o con ésta mermada no hay evolución. Los chicos se veran mermados a la hora de escoger una profesión o una carrera universitaria. Si no hay comprensión lectora el resto de la pirámide educativa se caerá como un castillo de naipes. Y esta comprensión se adquiere en los primeros años de la enseñanza. Si falla esta piedra en nuestra pirámide educativa ésta se derrumbará sin remedio. Por eso los primeros años de enseñanza son tan cruciales en la salud educativa de nuestros alumnos. Para ser más citius, altius y fortius que la generación anterior hay que mejorar la educación en cada generación por lo menos. Pero claro para eso hace falta dinero y España no está en los furgones de cabeza en gasto educativo. Comparados con Finlandia que tiene una inversión en educación del 7% de su PIB, España sólo gasta un paupérrimo 4% del PIB en educación. España ha tenido en 26 años seis sistemas educativos: la LOECE, la LODE, la LOGSE, la LOPEG, la LOCE y la LOE. La que más ha durado 7 años cuando está comprobado que para que una ley en esta materia tenga resultados visibles ha de estar instaurada al menos 20 años.

    Y de ésto la culpa esta vez sí es de los politicuchos que gobiernan y han gobernado este país, ya sean de derechas o de izquierdas. Sin pacto de educación ésta seguirá dando bandazos y los que salen perdiendo son nuestros alumnos, ciudadanos por otra parte en un futuro inmediato.

    No puede seguir pasando que un profesor pregunte qué es un año luz y los alumnos contesten que es el gasto de electricidad de una familia media en un año. Es intolerable.

    Lo que un profesor debería hacer es sacar del alumno la curiosidad por el conocimiento que es consustancial a todo ser humano. Platón decía que la educación no es dar ciencia al alma que no la tiene, como dar vista al ciego, sino orientar la visión de quien, teniendo bien la vista, no mira hacia donde debe. Porque educar significa también extraer y de donde no hay no se puede extraer. Tenemos la educación que nos merecemos porque ya lo reflejan las estadísticas el 60% de los españoles no leen ni siquiera un libro al año.

    Si queremos mejorar la sociedad empecemos por la educación porque cuanto más peligro tiene un imbécil que un malvado.

    DISFRUTAD Y SER FELICES Y SOBRE TODO CARPE DIEM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.